La pobreza y la violencia reactivan la migración irregular hacia la Unión Europea

Tras un insólito letargo, la afluencia de migrantes en situación irregular hacia la Unión Europea vuelve a despertar y se acerca a los niveles registrados en los estertores de la crisis de 2015, que puso a medio continente patas arriba. Según la estadística de Frontex, divulgada la semana pasada, en 2021 accedieron a territorio europeo 196.000 migrantes sin papeles, cerca de los 204.000 de 2017. Es pronto para saber si este aumento augura una nueva oleada de llegadas; y, más aún, si esta alcanzaría las cotas de 2015, cuando 1,8 millones de personas entraron en suelo comunitario.

Seguir leyendo

Discrepancia en las cifras

Los números que maneja la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) contrastan con los de la agencia europea de fronteras: “No estamos observando un aumento significativo de la migración irregular en la UE en comparación con años anteriores. Tras la disminución de 2020, en 2021 las llegadas a Europa siguieron una evolución bastante similar a la de 2019 y 2018, y son mucho menores que entre 2014 y 2017”, afirman fuentes del organismo dependiente de Naciones Unidas.

“El aumento puede ser visible en los números, pero las diferencias en las cifras aún son demasiado pequeñas para afirmar con certeza definitiva que existe una tendencia de aumento de la migración”, puntualiza Patrycja Sasnal, del Colegio de Europa. “Podemos estar seguros de que con el cambio climático haciendo insoportable la vida en partes de Asia y África, habrá más presión migratoria en los próximos años. Europa debe prepararse para ello ayudando a estos países particularmente vulnerables y creando más posibilidades para la migración regular”, zanja la también jefa de investigación del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales.

Los expertos alertan de que los flujos aumentarán en los próximos años y reclaman una visión común europea ante el fenómenoRead More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.