Termas de Queñi, el paraíso escondido que no te podés perder si visitas San Martín de los Andes.

A tan solo 60 kilómetros de San Martín de los Andes, escondido en el corazón de la selva valdiviana se encuentra este lago de playas espectaculares custodiado por la seccional del Guardaparque. Se trata de las Termas de Queñi, uno de los tesoros mejor guardados del Parque Nacional Lanín que conjuga magia e historia y al que solo unos pocos llegan.

Para los amantes de caminar en la naturaleza, este paseo es el indicado porque luego de un trekking de 4 kilómetros llegarán hasta las Termas de Queñi. Dos pequeñas cascadas de agua caliente que se unen para formas piscinas naturales. Las aguas brotan a unos 70° C, mientras que en los pozones que se forman más abajo se la encuentra a poco menos de 40° C.

El entorno de robles y raulíes combinado con el llamativo bosque de caña colihue crean un marco inigualable que convierten a este, en un paseo imperdible para los que deciden visitar la zona de Hua Hum. 

Para aquellos que buscan tranquilidad y descanso, el Lago Queñi es una muy buena elección, de la cual podrán disfrutar grandes y chicos. La arena de su playa es espectacular y la vista es fascinante, sus aguas son cristalinas y en ellas se reflejan las montañas. El río Queñi vierte sus aguas de deshielo y la fauna, con pájaros carpinteros y truchas saltarinas, completan el cuadro. 

El único poblador del lugar es el guardaparque, y lo único que se encuentra ahí es una zona de acampe, ya que desde allí y hasta el paso Ipela (que une Argentina y Chile) se trata de una «reserva natural estricta», por lo que se prohíbe el paso del hombre. Este paso fronterizo fue el que utilizó el poeta chileno, Pablo Neruda, en su ruta hacia el exilio.  

Neruda logró huir de Chile el 24 de febrero de 1949, eludiendo el cerco policial que existía en ese tiempo y, finalmente, es allí donde logró cruzar la cordillera hacia Argentina. 

Regresemos al verano cordillerano, y hablemos del oro detrás del arcoíris que se van a llevar los amantes de la aventura y los senderos, porque tras unas dos horas de caminata llegaran hasta las Termas y podrán disfrutar de un paisaje imponente, donde las aguas templadas y la experiencia inolvidable. 

Si bien se puede ir en vehículo propio si es 4×4 la recomendación es contratar la excursión en las agencias de viaje de la ciudad para evitar inconvenientes, debido a que esta zona suele ser de muy difícil acceso. 

Desde San Martín de los Andes, debe tomarse la ruta provincial 48 hacia Hua Hum (50 km de ripio) y cruzar a la izquierda el río Hua Hum. Se debe tomar el camino de tierra de 12 kilómetros hasta el lago Queñi, que nace en el ingreso al paraje Chachín, ubicado en el extremo oeste del lago Nonthué, es importante aclarar que este camino solo transitable en vehículos 4×4, ya que hay que vadear el río Queñi y no se encuentra en buen estado. 

FUENTE:RSM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.