Cuadros a baja altura, mesas bajas y almohadones en una muestra dedicada a las infancias

Notas de humor y descontractura invaden el Museo de la Cárcova en la recién inaugurada exposición «¡Buen día, te amo!», que pone en diálogo los acervos paralelos de ese espacio y del Palacio de las Artes (Palais de Glace) e invita a mirar el patrimonio desde la frescura de las infancias.Notas de humor y descontractura invaden el Museo de la Cárcova en la recién inaugurada exposición «¡Buen día, te amo!», que pone en diálogo los acervos paralelos de ese espacio y del Palacio de las Artes (Palais de Glace) e invita a mirar el patrimonio desde la frescura de las infancias.Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy