Reflexiones de la vida diaria: Una racha de malas rachas

Hoy, en exclusiva, desde la vida cotidiana, nuestro corresponsal exclusivo, Adrián Stoppelman, comprueba que nada malo sucede solo. Cuando algo malo sucede comienza una sucesión de calamidades que es muy difícil detener. Léalo, y cruce los dedos para que no le pase nada mientras lo hace.Hoy, en exclusiva, desde la vida cotidiana, nuestro corresponsal exclusivo, Adrián Stoppelman, comprueba que nada malo sucede solo. Cuando algo malo sucede comienza una sucesión de calamidades que es muy difícil detener. Léalo, y cruce los dedos para que no le pase nada mientras lo hace.Hoy, en exclusiva, desde la vida cotidiana, nuestro corresponsal exclusivo, Adrián Stoppelman, comprueba que nada malo sucede solo. Cuando algo malo sucede comienza una sucesión de calamidades que es muy difícil detener. Léalo, y cruce los dedos para que no le pase nada mientras lo hace.Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.